Sobre la Osteopatía

Es un sistema diagnóstico y terapéutico manual que pone el énfasis principal en la integridad local y/o global de las estructuras del cuerpo humano.

La osteopatia pone especial atención en la relación entre la estructura (músculo, articulación, fascia, hueso, víscera, sistema nervioso…) y la función (fisiología). Considera que muchos problemas de salud son debidos a una alteración de la movilidad y de la fluctuación entre las diferentes estructuras del cuerpo, y que esto genera una disminución de la función.
Todo lo que interfiera en la inervación de una estructura anatómica, por excitación o inhibición de las vías nerviosas, en la circulación, por congestión o isquemia, y en sus relaciones mecánicas producirá una disminución de su capacidad funcional.

La osteopatía es una medicina Holística, esto quiere decir que la persona es observada desde un punto de vista físico, mental y espiritual. Estos niveles de función están interrelacionados, las alteraciones en un nivel afectan en mayor o menor grado a los demás.

La Sociedad Internacional de Osteopatía define a la osteopatia como:

  • una filosofía, por su visión del enfermo y de la enfermedad, ya que trata a la persona como un todo, donde confluyen cuerpo y mente.
  • una ciencia, en la medida en que el conocimiento de temas básicos como anatomía, fisiología, semiología… son esenciales para la práctica segura y competente de esta terapia.
  • un arte, ya que el osteópata necesita años de práctica para detectar y corregir con sus manos las disfunciones osteopáticas.

Nuestro objetivo como osteópata es detectar con las manos los bloqueos de la estructura que están en relación con el transtorno o enfermedad del paciente. Una vez localizados, mediante unas maniobras precisas buscamos rearmonizar las relaciones mecánicas y las relaciones fluídicas de las estructuras anatómicas, para ayudar a reestablecer el equilibrio del organismo local y general (homeostasis) y la salud pueda manifestarse.

El osteópata además cuenta con todo el apoyo de las pruebas complementarias, Rx, TAC, RMN…, que le aportarán información sobre el estado anatómico de la estructura.

La práctica de la osteopatía no consiste simplemente en manipular las articulaciones, hacerlas crujir, se puede utilizar o no, el concepto osteopático es mucho más amplio, se fundamenta en unos principios precisos que determinan la forma de ver, escuchar, comprender y sentir al paciente.

La osteopatía se vuelve hacia la escucha de la otra persona, por mediaciación de un interrogatorio minucioso y sobretodo por la escucha palpatoria. El arte del osteópata consiste en dialogar con los tejidos.

El objetivo final de la osteopatía es impulsar el movimiento global del cuerpo, para mejorar su capacidad de adaptación con el entorno.

La osteopatía no es una alternativa a la medicina convencional, sino una profesión complementaria que participa en el proceso de la curación.

 

La vida es movimiento, y sin movimiento aparecen las dificultades.