Neurociencia Osteopática Integral

 

Institut Osteopàtic Integral es un centro de osteopatía en Barcelona pionero en la fusión de los principios en los que se basa la Osteopatía y de los conocimientos actuales de la Neurociencia.

Durante los últimos años, su director clínico Juan Manuel Gómez Andrés, fisioterapeuta, osteópata y neurocientífico ha desarrollado un innovador concepto y abordaje clínico, la Neurociencia Osteopática Integral.

Es un modelo holístico, es decir comprende al cuerpo como una unidad física y mental, que está sustentado en un razonamiento clínico neurocientífico y en una medicina integral psiconeuroinmunohormonal. 

Por lo que Neurociencia Osteopática Integral, representa un nuevo paradigma asistencial en el área de la salud que está en sintonía con en el nuevo modelo biopsicosocial que lentamente se va instaurando en la atención primaria de la sanidad pública de nuestro país.

Neurociencia Osteopática Integral es un enfoque diagnóstico y terapéutico manual que considera que el Sistema Nervioso es el sistema fisiológico más importante en el mantenimiento de la salud y la lucha contra la enfermedad.

Cuando el cuerpo se ve sometido a agresiones traumáticas, nutricionales o psicoemocionales es el Sistema Nervioso Central el que mediante respuestas neuromusculares, neurosensoriales, neurovegetativas, neuroinmunológicas, neurohormonales y neuropsicológicas, contribuye a la creación, organización y cronificación de los patrones corporales disfuncionales, responsables de la sintomatología y/o patología del paciente.

Por lo tanto, el patrón corporal disfuncional no sólo es estructural o biomecánico, sino esencialmente psiconeurofisiológico.

Debido a que el Sistema Nervioso es el principal sistema de comunicación del cuerpo y, es el encargado de almacenar, transportar y dirigir toda la información que viaja a través de él, Neurociencia Osteopática Integral mediante técnicas neurosensoriales busca interactuar con el propio Sistema Nervioso, para cambiar la información contenida en el patrón corporal disfuncional.

De hecho, la mayoría de bloqueos vertebrales y/o articulares del resto del cuerpo, si no se ha producido un traumatismo, son señales de que algún sistema fisiológico no funciona correctamente. Si se liberan directamente mediante ajustes o manipulaciones clásicas osteopáticas, se pierde una maravillosa oportunidad de investigar acerca de las verdaderas causas que están originando el patrón corporal disfuncional, y por lo tanto de encontrar una solución de la sintomatología del paciente más definitiva o duradera en el tiempo.

Además, el Sistema Nervioso al estar formado por una red tridimensional de tejido nervioso que se extiende por todo el cuerpo, constituye una auténtica membrana de tensión equilibrada, la cual en condiciones disfuncionales puede alterar el movimiento y la postura corporal. 

Neurociencia Osteopática Integral afirma rotundamente que es la tensión excesiva del tejido nervioso, cerebro y medula espinal principalmente, el factor biomecánico causal más importante implicado en las alteraciones de la estática postural y en el establecimiento de las habituales dolencias y patologías de la espalda, como pinzamientos, hernias y degeneración vertebral excesiva.

En definitiva, se puede decir que el Sistema Nervioso es vital para el equilibrio psiconeurofisiológico del cuerpo y para el equilibrio biomecánico de la columna vertebral y de las extremidades. 

Para este propósito clínico es necesario comprender y percibir al cuerpo como una neuromatrix global, es decir como una red de circuitos nerviosos interrelacionados y con una organización neurofisiológica jerarquizada, en donde el cerebro ejerce su función de director.

Neurociencia Osteopática Integral es un modelo psiconeurofisiológico secundariamente biomecánico. Algunas veces actúa el mecánico, pero la mayoría de las veces se necesita al ingeniero.

En el cuerpo se reflejan frecuentemente en forma de patrones corporales tensionales; agentes estresantes físicos (traumas, sobrecargas deportivas, alteraciones de los reflejos neuromusculares posturales…), agentes estresantes nutricionales (exceso, carencia e intoxicación), y agentes estresantes psicológicos.

Cada paciente puede estar influenciado por uno o más agentes estresantes. Es de vital importancia para el éxito del tratamiento valorar de forma individual e integral el problema del paciente. No se debe olvidar que cualquier trauma físico importante siempre va a ir acompañado de su vivencia psicoemocional.

Ya que la existencia de estos patrones corporales disfuncionales es lo que genera la sintomatología específica de cada paciente, es crítico no solamante apagar los síntomas temporalmente, por ejemplo con medicamentos, sino eliminar estos patrones corporales disfuncionales. La cronificación de estos patrones corporales da como resultado una agravación del problema. Lo que en un principio era sólo una disfunción corporal, al final acaba siendo un transtorno anatomopatológico muscular, articular u orgánico, es decir una enfermedad.

La novedad clínica principal que aporta la Neurociencia Osteopática Integral al campo de la osteopatía y de la salud, es la premisa que ciertos estímulos estresantes, ya sean físicos, nutricionales o psicológicos, son capaces de crear patrones corporales tensionales incluso en el propio tejido nervioso, principalmente a nivel del cerebro y la médula espinal, es decir el Sistema Nervioso Central. Son los patrones corporales neurobiológicos disfuncionales, conformados por sus dos realidades, tensión física y tensión química, elementos determinantes en la función neuroquímica, y por lo tanto en la neurofisiología, tal y como la Física, la Medicina y la Neurociencia están demostrando científicamente.

La física y la química sólo se pueden separar teóricamente, ya que funcionan como una unidad.

Estos patrones corporales neurobiológicos disfuncionales pueden afectar a ciertas regiones cerebrales y medulares. Dependiendo de la vía de neurotransmisión y de la intensidad, frecuencia y duración del estímulo estresante, se producirá un cuadro clínico complejo denominado sensibilización. Es el origen de la Sensibilización del Sistema Nervioso Central. Un estado patológico de desequilibrio físico-químico del tejido nervioso del Sistema Nervioso Central, en el cual se generan anómalas y no adaptadas respuestas neuromusculares, psiconeuroinmunohormonales y de dolor crónico, dependiendo de los núcleos o centros nerviosos afectados.

La Sensibilización del Sistema Nervioso Central facilita tanto la aparición de transtornos musculoesqueléticos y orgánicos que son resistentes a los tratamientos convencionales, como el establecimiento de unas condiciones neurobiológicas del cerebro y de la médula espinal, que mantenidas en el tiempo, contribuyen al desarrollo de patologías neurodegenerativas, inflamatorias y psicoconductuales.

En definitiva, la Sensibilización del Sistema Nervioso Central es el sustrato bioneuropatológico de muchos de los dolores de espalda, lumbociáticas, tensiones neuromusculares que al final acaban en hernia discal, fibromialgia, fatiga crónica, inflamaciones tendinosas y articulares...etc, así como de digestiones pesadas, estreñimiento, colon irritable, migrañas, insomnio, vértigos, acúfenos, bruxismo, hipertensión arterial, infecciones de repetición, vejiga neurógena, alergias respiratorias, psoriasis, artritis reumáticas, hipertiroidismo o hipotiroidismo autoinmune, desarreglos menstruales, miomas, endometriosis, infertilidad…etc; síndrome de piernas inquietas, síndrome de hipersensibilidad química múltiple y de electrosensibilidad, neuralgias faciales; y por supuesto de la ansiedad, depresión, transtorno déficit atención e hiperactividad…etc, y en relación con demencias, alzheimer, parkinson, esclerosis múltiple...etc

Muchos de los tratamientos farmacológicos, homeopáticos, de fisioterapia, de acupuntura, psicológicos, dietéticos…etc, incluso de osteopatía tradicional no funcionan totalmente o no son estables en el tiempo porque no se ha sabido diagnosticar ni tratar una Sensibilización del Sistema Nervioso Central.

Así pues, clínicamente es crítico conocer si la sintomatología o la patología que está sufriendo el paciente está causada o influenciada por el Sistema Nervioso Central. De ser así, si queremos solucionar el problema o no crear una dependencia medicamentosa, Neurociencia Osteopática Integral propone efectuar el tratamiento de Desensibilización Neurosensorial del Sistema Nervioso Central.

En la búsqueda del mantenimiento o la recuperación de la salud, la Desensibilización Neurosensorial del Sistema Nervioso Central es uno de los pilares fundamentales de la Neurociencia Osteopática Integral.

Un correcto diagnóstico y una minuciosa desprogramación neurosensorial manual de estos patrones corporales neurobiológicos disfuncionales, presentes en el cerebro, médula espinal y tejido osteomembranoso que los protege, son imprescindibles. El protocolo de desensibilización suele necesitar entre 2 y 4 sesiones para casos leves, y puede prolongarse para casos complejos.

En algunos casos, es necesario introducir cambios en los hábitos alimentarios, fuente de muchas respuestas inflamatorias en el sistema digestivo, que pueden dañar al sistema musculoesquelético y al propio Sistema Nervioso Central. En otros pacientes, incluir en el tratamiento un abordaje psicocorporal facilita el proceso de Desensibilización Neurosensorial del Sistema Nervioso Central, ya que contribuye a movilizar y transformar emociones y pensamientos que habían quedado retenidos en el cuerpo en forma de respuestas psiconeuroinmunohormonales.

La Neurociencia investiga y reconoce la relación entre la biología y la mente. Además afirma que muchas de las enfermedades de la actualidad son causadas o pueden agravarse por respuestas de estrés excesivas o mantenidas en el tiempo (Psiconeurobiología del estrés).

En esta línea de pensamiento, Neurociencia Osteopática Integral representa la base psiconeurofisiológica de la relación cuerpo y mente.

Este vanguardista concepto y abordaje terapéutico de salud comprende al cuerpo como una expresión de todo nuestro ser y posibilita que el concepto de unidad del cuerpo pase de ser teórico-hipotético a clínico-científico. 

La aplicación terapéutica de los principios y del conocimiento de la Neurociencia Osteopática Integral permite dar un salto cualitativo en la resolución de los habituales problemas de salud que padece la población de una forma eficiente y sobretodo estable en el tiempo. Además, y de una manera importante, contribuye a la prevención del desarrollo de futuras enfermedades que posteriormente tendrían peor solución tanto con una medicina convencional como con una medicina natural.

Sin duda alguna, la Desensibilización Neurosensorial del Sistema Nervioso Central constituye uno de los tratamientos más especializados y potentes para el cuidado del sistema nervioso.

El protocolo de Desensibilización Neurosensorial del Sistema Nervioso Central no sólo está indicado para aquellas personas que sufren un alto nivel de estrés en sus vidas, sino para las personas que son conscientes de la importancia de conservar el sistema operativo del cuerpo en un estado óptimo de salud, y sobretodo para aquellas personas que no acaban de encontrar una solución para su problema.

Vivir con un sistema nervioso en condiciones permite al cuerpo de disponer de más recursos en la lucha contra la enfermedad, y facilita un mejor desarrollo en periodos de crecimiento. No debemos olvidar la importancia del sistema nervioso en el mantenimiento de la homeostasis (equilibrio fisiológico), y de la gran influencia que tiene en el metabolismo celular.

La Neurociencia Osteopática Integral es una medicina manual muy efectiva a la vez que amable con el paciente. El tratamiento del sistema nervioso requiere un enfoque manual sutil y respetuoso. En la comunicación con el sistema nervioso, menos es más.

El objetivo general de la Neurociencia Osteopática Integral es promover un mayor equilibrio físico, mental y emocional, proporcionando una ayuda y apoyo en el camino hacia la salud.

 

    RESETEA TU SISTEMA NERVISO, RESETEA TU VIDA!!!!!!!!!