Saltar al contenido

Inicio

Neurociencia Osteopática Integral

Institut Osteopàtic Integral es un centro de osteopatía en Barcelona pionero en la fusión de los principios en los que se basa la Osteopatía y de los conocimientos actuales de la Neurociencia.

El Director Clínico, Juan Manuel Gómez Andrés, fisioterapeuta, osteópata y neurocientífico ha desarrollado un innovador modelo clínico, la Neurociencia Osteopática Integral.

Un enfoque diagnóstico y terapéutico multisensorial (táctil, olfativo, auditivo...) que considera que el Sistema Nervioso es el sistema fisiológico más importante en el mantenimiento de la salud y la lucha contra la enfermedad.

El objetivo principal de Neurociencia Osteopática Integral es crear y desarrollar una Neurociencia aplicada a la clínica en el campo de la terapia manual, de la neurofisiología y de la Neurociencia del comportamiento.

Neurociencia Osteopática Integral tiene dos líneas principales de trabajo: la Neuromodulación Multineurosensorial en el campo del Estrés crónico y de la Sensibilización del Sistema Nervioso Central, y el tratamiento de la patología de espalda y la postura.

Es un modelo clínico que comprende al cuerpo como una unidad física y mental, y que está sustentado en un razonamiento clínico neurocientífico y en una medicina integral psiconeuroinmunohormonal. 

Neurociencia Osteopática Integral representa un nuevo paradigma asistencial en el área de la salud que está en sintonía con en el nuevo modelo biopsicosocial que lentamente se va instaurando en la atención primaria de la sanidad pública de nuestro país.

El estado de salud del cerebro es principalmente quien determina el estado de salud del cuerpo, según avalan las últimas investigaciones científicas.

El peso, la calidad de nuestra piel y pelo, la facilidad a enfermar, la vitalidad, el estado de ánimo, la tolerancia al estrés, la atención y la memoria, la toma de decisiones, la capacidad de razonamiento, y nuestra salud en general dependen del estado de nuestro cerebro.

Neurociencia Osteopática Integral afirma en su hipótesis principal, desarrollada durante más de 20 años de experiencia clínica, la existencia de patrones corporales tensionales en el propio Sistema Nervioso Central, cerebro y médula espinal.

Estos patrones tensionales del Sistema Nervioso Central producen cambios de estado físico-químicos del tejido nervioso que modifican o modulan la actividad neuronal, ocasionando anómalas respuestas neuromusculares, de dolor crónico y psiconeuroinmunohormonales en el cuerpo y en el propio cerebro.

Es el sustrato bioneuropatológico de muchos de los dolores de espalda, ciáticas, tensiones neuromusculares que al final acaban en hernia discal, inflamaciones tendinosas y articulares...etc, así como de digestiones pesadas, estreñimiento, colon irritable, migrañas, insomnio, vértigos, acúfenos, bruxismo, hipertensión arterial, infecciones de repetición, vejiga neurógena, alergias respiratorias, psoriasis, artritis reumáticas, hipertiroidismo o hipotiroidismo autoinmune, desarreglos menstruales, miomas, endometriosis, infertilidad…etc; síndrome de piernas inquietas, síndrome de hipersensibilidad química múltiple y de electrosensibilidad, neuralgias faciales, fibromialgia y fatiga crónica; en transtornos del comportamiento, transtornos de estrés postraumático, ansiedad, depresión, transtorno déficit atención e hiperactividad…etc; y en relación con enfermedades neurodegenerativas, demencias, alzheimer, parkinson, esclerosis múltiple...etc

Además cuando sufrimos agresiones psicoemocionales, traumáticas e incluso nutricionales es principalmente el cerebro quien evalúa y regula, amplificando o disminuyendo las respuestas conductuales, neuromusculares, neurosensoriales, neurovegetativas, neuroinmunológicas y neurohormonales en el cuerpo, dependiendo del estado de tensión previo del cerebro.

Es el origen de los patrones corporales tensionales, responsables de la sintomatología y/o patología del paciente.

Por lo tanto, los patrones corporales tensionales no sólo son estructurales o biomecánicos, sino esencialmente psiconeurofisiológicos.

Es decir, el aprendizaje y la memoria del cerebro, en relación con creencias psicosociales, culturales, etc y las experiencias del pasado, contribuyen a la creación, organización y cronificación de los patrones corporales tensionales.

Eliminar los patrones corporales tensionales del Sistema Nervioso Central o del resto del cuerpo y ayudar a reprocesar las memorias físicas, cognitivas y emocionales permiten al cerebro apagar la señal de dolor, inflamación, así como las señales anómalas neurofisiológicas y de comportamiento desregulado.

Cambia tu cerebro, mejora tu cuerpo!!!

 

NEUROCIENCIA OSTEOPÁTICA INTEGRAL BARCELONA, MADRID y VALENCIA!!!!