Saltar al contenido

Inicio

Neurociencia Osteopática Integral

Neurociencia Osteopática Integral es un centro de osteopatía en Barcelona pionero en la fusión de los principios en los que se basa la Osteopatía y de los conocimientos actuales de la Neurociencia.

El Director Clínico, Juan Manuel Gómez Andrés, fisioterapeuta, osteópata y neurocientífico ha desarrollado a lo largo de una dilatada trayectoria académica y profesional un innovador modelo clínico, la Neurociencia Osteopática Integral.

Neurociencia Osteopática Integral es un enfoque diagnóstico y terapéutico manual que considera que el cerebro y la médula espinal, es decir el Sistema Nervioso Central, es el sistema fisiológico más importante en el mantenimiento de la salud y en la lucha contra la enfermedad.

Cambiar el estado de tensión físico-electroquímico del cerebro es seguramente la propuesta clínica más revolucionaria que jamás hayas escuchado en el campo de la salud.

El estado de salud del cerebro, determina de una forma significativa el estado de salud del cuerpo, según avalan las últimas investigaciones científicas.

El peso, la calidad de nuestra piel y pelo, los dolores de espalda, la facilidad a lesionarse o enfermar, así como la dificultad a recuperarnos, la vitalidad, el estado de ánimo, la tolerancia al estrés, la atención y la memoria, la toma de decisiones, la calidad y la capacidad de gestionar mejor nuestras emociones y pensamientos, y nuestra salud en general dependen significativamente del estado de tensión de nuestro cerebro.

Neurociencia Osteopática Integral es un modelo clínico que comprende al cuerpo como una unidad física y mental, y que está sustentado en un razonamiento clínico neurocientífico y en una medicina manual psiconeuroinmunohormonal. Es decir, comprende al cuerpo como un conjunto de sistemas fisiológicos interconectados entre sí, y en relación con el entorno (modelo biopsicosocial).

Neurociencia Osteopática Integral no sólo comprende a la enfermedad, como el mal funcionamiento de un órgano, sino como el reflejo de un desequilibrio entre diferentes sistemas fisiológicos (nervioso, hormonal, inmunológico, digestivo, musculo-esquelético...etc). La investigación clínica acerca de las causas que están generando la sintomatología o patología del paciente es el único camino de obtener resultados profundos y estables en el tiempo.

La Psiconeurobiología del estrés, una rama de la Neurociencia, investiga y reconoce la relación entre la biología, la fisiología y la mente. Además afirma que muchas de las enfermedades de la actualidad son causadas o pueden agravarse por respuestas de estrés excesivas mantenidas en el tiempo.

La mayor motivación de Neurociencia Osteopática Integral es crear y desarrollar una Neurociencia aplicada a la clínica en el campo de la Osteopatía, de la  Psiconeuroinmunología, del Estrés crónico y del abordaje biopsicosocial. Con el principal objetivo de ofrecer un servicio asistencial de calidad clínica y humano.

Además, en el objetivo de estar a la vanguardia de las nuevas tecnologías en el ámbito de la salud, y con la intención de estar presente en la medicina del futuro, Neurociencia Osteopática Integral utiliza una nueva herramienta diagnóstica, la Termografía asociada a la inteligencia artificial. Nos ofrece mucha más información de lo que está sucediendo en el cuerpo a nivel fisiológico y metabólico y una mejor comprensión de las causas que están generando la sintomatología o patología en los pacientes.

Neurociencia Osteopática Integral tiene cinco líneas principales de tratamiento:

-Neuromodelación sensorial de los patrones de tensión físico-electroquímicos del cerebro y de la médula espinal en el campo del Estrés Crónico, de la Sensibilización del Sistema Nervioso Central y de la Inflamación Crónica de bajo grado Central.

-Neuromodulación sensorial de los reflejos neurofisiológicos presentes en los diferentes tejidos del cuerpo. Frecuentemente producidos por el Sistema Nervioso Central o por el mal funcionamiento de uno o varios sistemas fisiológicos corporales.

-Asesoramiento en el ámbito de la Neurociencia del Dolor, la Neurociencia del Estrés y del Comportamiento, Los pensamientos y las emociones producen gran impacto en la salud.

-Corrección de los malos hábitos que perjudican la salud del paciente.

-Tratamiento de la patología de espalda y la postura siguiendo un razonamiento integral.

Neurociencia Osteopática Integral se apoya consistentemente en una experiencia clínica desarrollada durante más de 30 años. Su razonamiento clínico se basa en la siguiente afirmación: La existencia de patrones tensionales bioeléctricos en el propio Sistema Nervioso Central, cerebro y médula espinal.

Estos patrones tensionales bioléctricos del Sistema Nervioso Central producen cambios del estado físico-electroquímico del cerebro y la médula espinal. Es lo que clínicamente se conoce como Sensibilización del Sistema Nervioso Central, asociada frecuentemente al sufrimiento de estrés crónico a lo largo de la vida, entre otras.

Estos cambios de estado físico-electroquímico aumentan la excitabilidad neuronal y neuroglial, favoreciendo respuestas anómalas psiconeuroinmunohormonales y metabólicas en el cuerpo y en el propio cerebro. La persistencia en el tiempo de este estado de tensión físico-electroquímico cerebral facilita la aparición de dolor e inflamación crónica, respuestas de hipertonía neuromuscular, y desequilibrios neurovegetativos, digestivos, hormonales e inmunológicos en cualquier tejido del cuerpo.

El grado de tensión del cerebro y la médula espinal, así como las estructuras que los protegen, determinan la gravedad de la Sensibilización del Sistema Nervioso Central, y por lo tanto la duración del tratamiento. Es básico construir expectativas realistas en coherencia con el estado de tensión físico-electroquímico del cerebro y la médula espinal.

Neurociencia Osteopática Integral ha establecido un objetivo muy ambicioso, desprogramar el estado crónico de tensión físico-electroquímico del cerebro y la médula espinal. Es decir, reparar el Sistema Nervioso Central.

Es imprescindible alcanzar una desprogramación profunda completa es imprescindible para conseguir beneficios reales y duraderos. La experiencia, el conocimiento, el compromiso y la perseverancia son las herramientas que permiten alcanzar este gran propósito: No sólo eliminar los síntomas que tanto tiempo han estado presentes en el cuerpo, sino mejorar el funcionamiento del organismo y aumentar la salud física y mental.

Estos patrones de tensión bioeléctricos del cerebro y la médula espinal suelen ser el sustrato bioneurológico de muchos de los dolores de espalda, ciáticas, hernias discales (tensión medular o fuerza de tracción medular), degeneraciones articulares severas e inflamaciones tendinosas...etc, así como de digestiones pesadas, estreñimiento, enfermedades inflamatorias intestinales, migrañas, insomnio, vértigos, acúfenos, problemas temporomandibulares, hipertensión arterial, infecciones de repetición, alergias respiratorias, psoriasis, artritis reumáticas, enfermedades autoinmunes, desarreglos menstruales, miomas, endometriosis, infertilidad…etc.

En la actualidad hay un grupo de patologías que se engloban dentro del cuadro complejo de la Sensibilización del Sistema Nervioso Central, que frecuentemente no son bien comprendidas por la medicina convencional: Fibromialgia y Fatiga crónica, Síndrome de Hipersensibilidad química múltiple y de Electrosensibilidad, Síndrome de piernas inquietas, vejiga neurógena, vaginismo, neuralgias faciales, dolor crónico complejo, inflamación crónica de bajo grado central...etc .

Sin olvidar algunos transtornos del comportamiento: Estrés, Ansiedad, Depresión, Transtornos de estrés postraumático (TEPT), Transtorno obsesivo-compulsivo (TOC), Déficit atención e hiperactividad (TDAH)…etc; y en relación con el aumento del desarrollo de enfermedades neurodegenerativas, demencias, Alzheimer, Parkinson...etc

Experiencias psicoemocionales graves o experiencias estresantes mantenidas en el tiempo, traumatismos importantes, influencias medioambientales, la calidad del sueño son las causas principales de la aparición de los patrones tensionales bioeléctricos en el Sistema Nervioso Central. La falta de ejercicio e incluso hasta los malos hábitos nutricionales pueden añadir más tensión al cerebro y a la médula espinal.

Es el cerebro el encargado de regular la actividad neuromuscular, las señales de dolor e inflamación, el funcionamiento de los órganos y las glándulas hormonales, la actividad inmunológica y metabólica, las respuestas emocionales y los procesos cognitivos. Este estado de tensión físico-electroquímico del cerebro genera un estado de hiperexcitabilidad en la señalización cerebral, que producirá una amplificación y cronificación de estas respuestas neurofisiológicas en el cuerpo y en el cerebro.

Si bien, una alimentación sana y el ejercicio son hábitos de salud de gran valor para el buen funcionamiento del organismo, frecuentemente es el estado de tensión del cerebro y la médula espinal y los reflejos neurofisiológicos en los tejidos del cuerpo, las causas principales de la sintomatología o patología que padecen la mayoría de los pacientes.

El aprendizaje y el almacenamiento en la memoria del cerebro, de las experiencias vividas en el pasado, a nivel sensorial, cognitivo y emocional, y en relación con las creencias psicosociales y culturales, también contribuyen a la creación y cronificación de las respuestas psiconeuroinmunohormonales en el cerebro y en el cuerpo.

Además, cuando sufrimos un traumatismo físico, se generan patrones tensionales en los tejidos corporales, debido a la instauración de reflejos neurofisiológicos del Sistema Nervioso. A pesar de ser los causantes de la sintomatología del paciente, no podemos considerarlos solamente como musculoesqueléticos o biomecánicos, sino esencialmente patrones tensionales psiconeurofisiológicos.

Cambiar el estado de tensión del cerebro y médula espinal y la educación en la Neurociencia del dolor y del estrés ayudan a que el cerebro apague la señal de dolor e inflamación, así como las complejas y desproporcionadas respuestas  psiconeuroinmunohormonales en el organismo.

La eliminación o neuromodulación de los patrones tensionales bioeléctricos del Sistema Nervioso Central y sus reflejos neurofisiológicos en el resto del cuerpo, contribuye a desprogramar las memorias somatosensoriales, cognitivas y emocionales.

Cambia tu cerebro, mejora tu cuerpo!!!

NEUROCIENCIA OSTEOPÁTICA INTEGRAL en BARCELONA y MADRID !!!!